Algo está pasando en Groenlandia y Terranova…

Ayer por la noche, leía -como casi todos los días- el blog del Dr. Masters de Wunderground y daba un dato muy llamativo: en el punto más frío de Groenlandia (Summit Station, 3207 m de altitud) ha registrado temperaturas por encima del punto de congelación durante cinco días, con un máximo de 3,6º C el lunes 16 de julio. Ese valor ya es bastante alto de por si, pero si tenemos en cuenta que esa estación está 670 km al norte del Círculo Ártico, pues mucho mas raro e impactante. Hoy viene la noticia en varios periódicos de que el satélite Aqua de la NASA ha podido fotografiar por segunda vez, cómo se desprende un iceberg de un glaciar de Groenlandia del tamaño de la isla de Manhattan…

He consultado algunos datos para ver cómo está la situación. Las anomalías de temperatura del mes de junio, según NOAA, son estas:

El rojo, como siempre, indica temperaturas por encima de la media. Verán que la zona del Ártico, Canadá y sobre todo Rusia -Siberia-, tienen valores muy por encima de lo normal. Esta situación favorece el deshielo y en consecuencia, el aumento de agua dulce en las zonas costeras.

¿Está afectando ya a los océanos? Veamos una imagen de las anomalías de temperatura superficial del agua del mar (SST) de Unisys:

A simple vista, sobresalen dos cosas: el calentamiento del agua en el entorno de Groenlandia y Terranova y el inicio de un episodio de El NIÑO (la lengua de agua caliente en el Pacífico Ecuatorial, junto a Centroamérica, +2,5º C). Esto son las anomalías, lo que se aparta la medida de la media, no los valores reales. Los valores actuales, mucho menos alarmantes, los podemos descargar desde NOAA/NEDSIS:

La importancia de estas masas de agua para el clima es el papel moderador de la temperatura que juegan la Corriente de Labrador (hace que NY sea más frío que Lisboa a pesar de estar en la misma latitud) y la Corriente del Golfo (permite que Islandia y Noruega -entre otros- no tengan mares helados en invierno). Pero si aumenta el caudal de agua dulce que vierten estos territorios al mar, este equilibrio se podría romper.

Podemos “calibrar” la influencia de la atmósfera en este proceso viendo la evolución del índice de la Oscilación del Ártico, AO index (se ve mejor pinchando la imagen):

La linea negra muestra la evolución desde 1960 a 2010 del valor medio del AO. Se podría interpretar que aquí hay una oscilación climática natural; parece a simple vista una onda en la que vamos a pasar a un periodo dominado por el valor negativo.

Otra vez más, parece que tendremos que esperar para poder encontrar una causa para esos valores anormales de la temperatura máxima. Mi opinión no ha variado: el cambio climático no va a variar el comportamiento medio, sino que va a generar más comportamientos extremos, tanto por frío como por calor.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Clima, Fenómenos meteorológicos, Verano y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s