Primer día de verano

Ya toca cambiar la imagen de la cabecera y poner una estampa típica del verano en Canarias: la omnipresente panza de burro, que sólo deja una zona en el sur de las islas libre de nubes. En la imagen del Meteosat se aprecia la extensión de la capa de estratocúmulos marinos y algunos vórtices de Von Karman hacia el SW de las islas:

Imagen en el modo color natural del 22/06/2018, 11:00 UTC (C) EUMETSAT

Esta imagen es de esta mañana, vista desde la cumbre de Gran Canaria:

Cumbre de Gran Canaria, mirando al Oeste. El Roque Nublo, Tenerife y el Teide al fondo

Aquí hacemos lo mismo, pero mirando al sur. Ampliando la imagen, se puede apreciar que al fondo aparece una zona libre ya de nubes:

Mirando al Sur. Santa Lucía de Tirajana a los pies y al fondo, la zona de Maspalomas

Ahora mismo, la inversión de los alisios (cuando la temperatura aumenta con la altura) es cuando más cerca está de la superficie. El aire descendente, de características anticiclónicas, llega muy cerca del suelo. Lo vemos en el sondeo de hoy de Tenerife, a las 12:00 GMT:

Sondeo de Güimar del 22/06/2018, 12:00 UTC

El primer salto hacia la derecha de la línea roja continua que aparece cerca del suelo es la capa límite marina, influenciada por el ambiente marino, que en meteorología se abrevia con las siglas MBL (Marine Boundary Layer). El salto más grande, que está justo por encima, es el que se suele denominar inversión de los alisios. Y el aire anticiclónico es claramente visible porque las dos lineas rojas que representan a la temperatura ambiente (contínua) y la temperatura de rocío (discontínua) están muy separadas, indicando una humedad muy baja.

Cuando subía con el coche, la temperatura debajo de la capa de nubes era de unos 15º C, pero tan pronto superé la capa de nubes, la temperatura saltó a unos 19º C, que concuerda con lo que recoge el sondeo. Hay una barrera de unos 4º C, una ‘tapadera’ que impide el movimiento vertical del aire y que las nubes se puedan llegar a desarrollar por encima de este punto. Y así seguirá durante los próximos meses, aunque ocasionalmente estas nubes se retirarán un poco hacia el norte. Las tardes -en cualquier caso después de medio día- se pueden llegar a despejar en Las Palmas y quedar un día de playa. Hoy se está medio despejado casi a las 6 PM…

And the winner was …54.9º C !!!!

Y no es broma. La fecha exacta no lo se con seguridad, pero como la entrada anterior, fue alcanzada en Jubalil (Arabia Saudita). La medida la hizo una vez más mi hermano, y me comunicó que ha sido validada con un termómetro de mercurio. Bien, veamos el record:

img_2508

De nuevo, la presión era de 997 hPa y la humedad relativa -más sospechoso- casi coincidía con el 5% de la anterior medida. Este 3% debe de estar en el umbral de medición del aparato…

Pues nada, hagan sus cálculos y verán que la humedad del aire no es despreciable ni mucho menos…

49.7º C

Hace un par de días mi hermano, que está trabajando en Jubalil (Arabia Saudita), me mandó esta foto:

IMG-20160719-WA0001

Pues sí, el dato es correcto. Es más: el año pasado me mandó un 50.0º C, añadiendo que ‘por decreto’ no hay termómetros que marquen más de 50.0º C para no tener que dejar de trabajar.

Una cosa aparentemente chocante es que en estas ocasiones, siempre me comenta que parece que hay una humedad impresionante, que parece que las paredes mojadas. ¿cómo es posible?

La razón está en el comportamiento del agua. Resulta que la cantidad de vapor de agua que admite el aire aumenta exponencialmente con la temperatura (Ley de Magnus) y en consecuencia, a temperaturas tan altas, puede contener un montón de agua sin que lo aparente.

He hecho unos simples cálculos: con las condiciones que indica este aparato, la presión de vapor saturante -obtenida de la Ley de Magnus- es de E(49,7)=122,9 hPa. ¡Es altísima! pero es que la presión de vapor real que había en ese momento es e=6,1 hPa.

Si obtenemos estas medidas en términos de gramos de vapor por kilo de aire veremos que la proporción de mezcla saturante es de M(49,7)=87,4 g/kg y la proporción de mezcla es de m=4,4 g/kg.

Y eso, ¿es mucho o poco? Pues nada mejor que comparar con otro sitio del planeta. Usando los datos que ofrece la página de la Universidad de Wyoming, he cogido un sondeo meteorológico de Norman Wells, Canadá, territorio del Yukón. Transcribo la primera línea del sondeo -los datos de superficie-:

71043 YVQ Norman Wells Ua Observations at 00Z 21 Jul 2016

-----------------------------------------------------------------------------
   PRES   HGHT   TEMP   DWPT   RELH   MIXR   DRCT   SKNT   THTA   THTE   THTV
    hPa     m      C      C      %    g/kg    deg   knot     K      K      K 
-----------------------------------------------------------------------------
 1003.0     94    7.6    1.6     66   4.30    300     10  280.5  292.6  281.2

Resulta que el CONTENIDO de humedad en el aire es incluso ALGO MENOR (MIXR=4.30 g/kg) pero su humedad relativa es mucho mayor (RELH=66%). Por tanto, está bastante más próximo a la posibilidad de condensar y formar nubes y precipitaciones del tipo que sea.

He ahí la paradoja: el desierto de arabia y un punto de los bosques boreales de Canadá contienen la misma humedad, pero en Canadá se podrán producir precipitaciones con facilidad mientras que en el territorio saudí no. En el caso de la habitación de mi hermano, el choque térmico entre las habitaciones con aire acondicionado y esas temperaturas exteriores tan elevadas provoca la condensación del vapor que contiene el aire, que como se ve, no es poco precisamente.

Ah, una última cosa: la humedad relativa no indica cuánta humedad hay en el aire, sino lo próximos que estamos a la condensación. ¡Confundir las dos cosas da lugar a errores garrafales!