Primer día de verano

Ya toca cambiar la imagen de la cabecera y poner una estampa típica del verano en Canarias: la omnipresente panza de burro, que sólo deja una zona en el sur de las islas libre de nubes. En la imagen del Meteosat se aprecia la extensión de la capa de estratocúmulos marinos y algunos vórtices de Von Karman hacia el SW de las islas:

Imagen en el modo color natural del 22/06/2018, 11:00 UTC (C) EUMETSAT

Esta imagen es de esta mañana, vista desde la cumbre de Gran Canaria:

Cumbre de Gran Canaria, mirando al Oeste. El Roque Nublo, Tenerife y el Teide al fondo

Aquí hacemos lo mismo, pero mirando al sur. Ampliando la imagen, se puede apreciar que al fondo aparece una zona libre ya de nubes:

Mirando al Sur. Santa Lucía de Tirajana a los pies y al fondo, la zona de Maspalomas

Ahora mismo, la inversión de los alisios (cuando la temperatura aumenta con la altura) es cuando más cerca está de la superficie. El aire descendente, de características anticiclónicas, llega muy cerca del suelo. Lo vemos en el sondeo de hoy de Tenerife, a las 12:00 GMT:

Sondeo de Güimar del 22/06/2018, 12:00 UTC

El primer salto hacia la derecha de la línea roja continua que aparece cerca del suelo es la capa límite marina, influenciada por el ambiente marino, que en meteorología se abrevia con las siglas MBL (Marine Boundary Layer). El salto más grande, que está justo por encima, es el que se suele denominar inversión de los alisios. Y el aire anticiclónico es claramente visible porque las dos lineas rojas que representan a la temperatura ambiente (contínua) y la temperatura de rocío (discontínua) están muy separadas, indicando una humedad muy baja.

Cuando subía con el coche, la temperatura debajo de la capa de nubes era de unos 15º C, pero tan pronto superé la capa de nubes, la temperatura saltó a unos 19º C, que concuerda con lo que recoge el sondeo. Hay una barrera de unos 4º C, una ‘tapadera’ que impide el movimiento vertical del aire y que las nubes se puedan llegar a desarrollar por encima de este punto. Y así seguirá durante los próximos meses, aunque ocasionalmente estas nubes se retirarán un poco hacia el norte. Las tardes -en cualquier caso después de medio día- se pueden llegar a despejar en Las Palmas y quedar un día de playa. Hoy se está medio despejado casi a las 6 PM…

No había visto esto en 18 años…

El amanecer esta mañana fue espectacular. Esta imagen, que ya circula por Twitter y otros medios, es una buena muestra de lo que hablo:

Amanecer en las Palmas de GC. 09/03/2017, 07:10 GMT

¡Niebla en Las Palmas y entrando desde el SE! Es una capa de unos 40 m de altura, que deja al descubierto los edificios altos, las grúas del puerto y los extremos de las plataformas petrolíferas que están amarradas en el puerto.

Es francamente difícil, porque para ello se tienen que combinar muchos factores muy poco usuales. En principio, debería estar el viento casi en calma, la inversión de los alisios anormalmente baja y además, la temperatura ambiente y la de rocío con valores muy próximos.

Hoy se daban estas condiciones, porque a las 7:00 el viento era más o menos este, según nuestro modelo:

Predicción de racha máxima del modelo WRF -UEMS. (C) IOCAG

Como se ve, debido a la entrada a todos los niveles de aire procedente del E hace que, en la bahía, el viento esté casi totalmente en calma o ligeramente del SE. Y, aunque relativamente lejos (a unos 90 km) y sean datos de las 00:00 GMT (7 horas de diferencia), el sondeo de Tenerife nos da cuenta de esta peculiar situación:

Sondeo de Guimar (Tf), del 09/03/2017-00.00 GMT. Elaboración propia.

El perfil de sondeo es fuertemente anticiclónico hasta los 220 m de altitud, y la capa superficial aparece completamente saturada. Nótese finalmente la masa de aire africano que entra desde casi los 100 hPa hasta los 450 hPa y que , siendo también muy seca, no tiene que ver con la capa de aire que aparece desde los 400 hPa hacia arriba -de hecho, el viento es opuesto en ambas capas-. Lo dicho, algo muy poco usual pero que merecía una entrada en el blog para recordarlo

 

 

Nubes bajas, nubes medias

Hace tiempo que no escribía nada porque no veía algo especialmente llamativo, pero hoy me he encontrado con esta imagen del MSG en el formato visible de alta resolución:

Imagen visible de alta resolución de Canarias. (C) EUMETSAT
Imagen visible de alta resolución de Canarias. (C) EUMETSAT

¿Qué tiene de llamativa? Pues que se aprecia muy claramente que hay dos capas de nubes bien diferenciadas. La primera es la más baja, formada por estratocúmulos marinos, que se estratifican en una capa de color gris claro indicativa de su escaso espesor; en esta capa es donde habitualmente se dibuja la estela de las islas (remolinos de von Karman). La segunda es más alta y la forman altocúmulos mucho mas brillantes (blancos en la imagen). Lo más destacable es que si nos fijamos un poco, se aprecia perfectamente cómo cada uno de estos altocúmulos proyecta su sombra sobre la capa de nubes inferior.

Como se puede intuir, cada una procede del movimiento de dos capas prácticamente independientes. Los estratocúmulos forman parte de la capa de aire en contacto con el océano, fuertemente influida por éste y su movimiento está gobernado por los alisios. Lo podemos ver en esta segunda imagen:

Viento y humedad relativa en la capa en contacto con el océano. salida del modelo GFS para las 12:00 h
Viento y humedad relativa en la capa en contacto con el océano. salida del modelo GFS para las 12:00 h

Pero fijémonos en la procedencia de la capa de altocúmulos. Veamos otra imagen similar, pero en el nivel de 600 hPa (cerca de los 4.000 m):

Viento y humedad relativa a 600 hPa. Salida del modelo GFS para las 12:00 h
Viento y humedad relativa a 600 hPa. Salida del modelo GFS para las 12:00 h

Curioso contraste: del NE en la capa superficial a un marcado SW que está haciendo que aumenten las temperaturas -si, la famosa y casi inexistente ola de calor-. Además, podemos ver que la lengua de humedad relativa elevada coincide casi exactamente con la banda nubosa que se dibuja en la imagen de satélite.

Este comportamiento, en donde se separa la circulación de la capa oceánica que está limitada hasta la altura de la inversión de los alisios y la capa de atmósfera libre (por encima de la inversión y sin influencia de la orografía) es habitual en estas latitudes.