Vaya cambio!

Ya estamos oficialmente en verano, toca cambio de cabecera. Esta es una imagen de ayer,

20140623-103317-37997274.jpg
que contrasta obviamente con el panorama de esta mañana:

20140623-103445-38085132.jpg

De hecho, ahora mismo está lloviendo. Este cambio se suele dar en los meses de verano, cuando la base de las nubes desciende hasta unos 300 m de altura y su tamaño, que sigue estando limitado por la inversión de los alisios, es suficiente para permitir nubes de un espesor razonable.

El cambio también viene motivado por la presencia de una baja al oeste de la Península, que ha activado la actividad tormentosa y cuyos efectos llegan hasta aquí. Dos imágenes lo muestran. La primera, composición del modo de masas de aire, isotermas e isohipsas a 500 hPa:

Masas de aire e ishohipsas en el nivel de 500 hPa. (C) EUMETSAT
Masas de aire e isohipsas e isotermas en el nivel de 500 hPa. (C) EUMETSAT

Esta segunda, muestra cómo están llegando estas nubes hasta las islas como en oleadas, una nube-cuerda paralela a la expansión del aire frío hacia el sur:

Imagen visible de alta resolución del MSG. (C) EUMETSAT
Imagen visible de alta resolución del MSG. (C) EUMETSAT

Pensé que por fin iba a ser una noche de San Juan con buen tiempo en la Playa de las Canteras, pero fiel a la tradición de los últimos años, parece que va a estar tan desagradable y fría como acostumbra…

Nubes bajas, nubes medias

Hace tiempo que no escribía nada porque no veía algo especialmente llamativo, pero hoy me he encontrado con esta imagen del MSG en el formato visible de alta resolución:

Imagen visible de alta resolución de Canarias. (C) EUMETSAT
Imagen visible de alta resolución de Canarias. (C) EUMETSAT

¿Qué tiene de llamativa? Pues que se aprecia muy claramente que hay dos capas de nubes bien diferenciadas. La primera es la más baja, formada por estratocúmulos marinos, que se estratifican en una capa de color gris claro indicativa de su escaso espesor; en esta capa es donde habitualmente se dibuja la estela de las islas (remolinos de von Karman). La segunda es más alta y la forman altocúmulos mucho mas brillantes (blancos en la imagen). Lo más destacable es que si nos fijamos un poco, se aprecia perfectamente cómo cada uno de estos altocúmulos proyecta su sombra sobre la capa de nubes inferior.

Como se puede intuir, cada una procede del movimiento de dos capas prácticamente independientes. Los estratocúmulos forman parte de la capa de aire en contacto con el océano, fuertemente influida por éste y su movimiento está gobernado por los alisios. Lo podemos ver en esta segunda imagen:

Viento y humedad relativa en la capa en contacto con el océano. salida del modelo GFS para las 12:00 h
Viento y humedad relativa en la capa en contacto con el océano. salida del modelo GFS para las 12:00 h

Pero fijémonos en la procedencia de la capa de altocúmulos. Veamos otra imagen similar, pero en el nivel de 600 hPa (cerca de los 4.000 m):

Viento y humedad relativa a 600 hPa. Salida del modelo GFS para las 12:00 h
Viento y humedad relativa a 600 hPa. Salida del modelo GFS para las 12:00 h

Curioso contraste: del NE en la capa superficial a un marcado SW que está haciendo que aumenten las temperaturas -si, la famosa y casi inexistente ola de calor-. Además, podemos ver que la lengua de humedad relativa elevada coincide casi exactamente con la banda nubosa que se dibuja en la imagen de satélite.

Este comportamiento, en donde se separa la circulación de la capa oceánica que está limitada hasta la altura de la inversión de los alisios y la capa de atmósfera libre (por encima de la inversión y sin influencia de la orografía) es habitual en estas latitudes.

Efecto Föhn

Hoy me he encontrado con un buen ejemplo de este conocido efecto en Gran Canaria, a una altura bastante más baja de lo habitual. Y digo esto, porque la imagen inferior es relativamente fácil de ver en la zona del Parador Nacional de Tejeda, a unos 1.500 m de altura. Pero esta fotografía está tomada a unos 350 m de altitud, con el tope de las nubes a poco más de 500 m, y eso ya no es tan frecuente. Ésta es la imagen en cuestión:

Efecto Föhn en el barranco Guiniguada, Las Palmas.
Efecto Föhn en el barranco Guiniguada, Gran Canaria. 15/07/2013, 09:15 hora local

En la imagen del MSG de alta resolución, se aprecia muy bien dónde se ‘rompe’ el mar de nubes debido a este efecto:

Imagen HR-Vis del MSG. 15/07/2013, 08:00 GMT (C) EUMETSAT
Imagen HR-Vis del MSG. 15/07/2013, 08:00 GMT (C) EUMETSAT

El mecanismo físico que explica la primera imagen es el siguiente: justo cuando se supera la barrera orográfica, se produce un calentamiento adiabático del aire, que desciende y se acelera. Si se supera la temperatura de rocío, la nube se evapora y se desvanece, pero la humedad del aire sigue estando cerca de la condensación.

Una consecuencia de ésto último es que si el aire se enfría de nuevo por alguna otra razón, se volverá a formar rocío. Pues eso ha sucedido justo al otro lado del barranco, donde el enfriamiento radiativo nocturno ha hecho que la temperatura bajara lo suficiente como para que se formaran gotas de rocío sobre las hojas de las plantas, como se ve aquí:

Formación de rocío sobre las cañas. 15/07/2013, en Santa Brígida, Gran Canaria
Formación de rocío sobre las cañas. 15/07/2013, en Santa Brígida, Gran Canaria

Este fenómeno es una de las fuentes principales de humedad para la vegetación en las Canarias. Permite mantener la vegetación con un mínimo de agua, hasta que en noviembre-diciembre y febrero se produzcan las lluvias generalizadas que recargan de nuevo la humedad del suelo.